Nubedocs usa Cookies para mejorar tu navegación.

Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más...

Acepto

Política de Cookies

Mediante esta Política de Cookies la entidad Nubedocs.es, titular de la web y responsable de ficheros, con NIF 33445822G y domicilio en Complejo de Sto. Domingo, 5 - 7º B, León, (en adelante 'el Titular') informa del uso de cookies en el sitio Web.

1. Concepto de Cookies

Las cookies son ficheros que se almacenan en el ordenador del usuario que navega a través de Internet y que, en particular, contiene un número que permite identificar unívocamente el ordenador del usuario, aunque éste cambie de localización o de dirección IP.

Las cookies son instaladas durante la navegación por Internet, bien por los sitios web que visita el usuario o bien por terceros con los que se relaciona el sitio web, y permiten a éste conocer su actividad en el mismo sitio o en otros con los que se relaciona éste, por ejemplo: el lugar desde el que accede, el tiempo de conexión, el dispositivo desde el que accede (fijo o móvil), el sistema operativo y navegador utilizados, las páginas más visitadas, el número de clicks realizados y de datos respecto al comportamiento del usuario en Internet.

El sitio web es accesible sin necesidad de que las cookies estén activadas, si bien, su desactivación puede impedir el correcto funcionamiento de los mismos.

2. Autorización para el uso de cookies

De conformidad con el aviso de cookies que aparece en la página principal del sitio web, el usuario o visitante de los mismos acepta que, al navegar por el mismo, consiente expresamente el uso de cookies según la descripción que se detalla a continuación, excepto en la medida que haya modificado la configuración de su navegador para rechazar la utilización de las mismas.

3. Tipos de Cookies que se utilizan en la Web

El usuario que navega por la Web puede encontrar cookies insertadas directamente por el Titular, o bien cookies insertadas por entidades distintas a ésta, según lo detallado en los siguientes apartados.

3.1. Cookies estrictamente necesarias insertadas por el Titular

El Titular de la web utiliza cookies estrictamente necesarias que sirven para facilitar la correcta navegación en el sitio Web, así como para asegurar que el contenido de los mismos se carga eficazmente. Estas cookies son, además, cookies de sesión es decir que tienen carácter temporal y expiran y se borran automáticamente cuando el usuario cierra su navegador.

3.2. Cookies de terceros

A continuación se detallan las entidades distintas a el Titular que utilizan cookies en el sitio Web, así como las finalidades de las mismas:

Cookies de redes sociales: el Titular utiliza cookies de Facebook, Twitter, Linkedin y Google Plus para que el usuario pueda compartir contenidos de la Web en las citadas redes sociales, o bien para facilitar el registro en la Web, de forma que con los datos de los usuarios han facilitado las redes sociales puedan cumplimentar directamente los campos del formulario de registro en la Web.

Cookies para la geolocalización: el Titular emplea cookies de Google Maps en las páginas en la que ubica puntos de información sobre mapas propiedad de Google Maps. Recogen un conjunto de informaciones relativas al comportamiento y a la información consultada por el usuario a traves del servicio.

Cookies para la medición del tráfico en los Portales: el Titular utiliza cookies de Google Analitycs para recopilar datos estadísticos de la actividad de los usuarios en el sitioWeb y, de este modo, poder mejorar los servicios prestados a los usuarios. Estas cookies permiten analizar el tráfico de usuarios generando un ID de usuario anónimo que se utiliza para medir cuántas veces visita el Sitio un usuario. Asimismo, registra cuándo fue la primera y última vez que visitó la Web, cuándo se ha terminado una sesión y el origen del usuario.

4. Configuración del navegador

el Titular recuerda a sus usuarios que el uso de cookies podrá estar sujeto a su aceptación durante la instalación o actualización del navegador utilizado por éstos. Esta aceptación podrá ser revocada mediante las opciones de configuración de contenidos y privacidad disponibles en el mismo. El Titular recomienda a sus usuarios que consulten la ayuda de su navegador o acceda a las páginas web de ayuda de los principales navegadores:

Olvida el SEO

La primera pregunta que viene a la cabeza cuando te sientas a escribir 'algo' es qué tienes que decir. Pero eso más o menos lo tienes claro... Quieres que te presten atención y te escuchen, pero hay tantos mensajes circulando que es casi imposible. O tal vez no. Tal vez debemos dejar de circular con el megáfono dando el coñazo por el barrio y empezar a ser más selectivos.

Olvida que estas delante de un aparato que escribe. Piensa que estás hablando a alguien que tiene interés en lo que vas a decir, y que te escucha. Habrás oido algo acerca de un tal SEO (Search Engine Optimization). Olvídate de eso también. La comunicación está por encima de herramientas informáticas. Te diriges a seres humanos. Háblales a ellos. Olvida los mecanismos de posicionamiento, las personas son quienes te posicionan, y como consecuencia de ese interés vendrá todo lo demás.

Según la Teoría de la Comunicación hay Emisor - Mensaje - Receptor. Construimos mensajes que viajan en un medio, pero siempre están dirigidos a personas. Cuanto más claro sea el mensaje, mayor cantidad de personas entenderán su contenido y así será difundido con mayor nitidez. Si escribes pensando en cómo usas las palabras para que te posicionen los buscadores, te estarás olvidando del mensaje y de su significado. Puede que acabes siendo un 'bombardero' de palabras y dejes de ser un comunicador.

Nos hemos olvidado del papel fundamental del ruido en la Teoría de la Comunicación, que impide que el receptor reciba con claridad el mensaje, o que lo reciba distorsionado. Ese ruido son todos los demás mensajes que distraen la atención del tuyo. Según Muy Interesante, una persona recibe 3000 impactos publicitarios aproximadamente al día. Eso sólo en plublicidad, si ahora le sumas la cantidad de información que debes atender a través de telefonía, mensajería, y Redes Sociales esto empieza a ser agotador. Resulta una misión imposible que nadie te atienda.

Los atajos son para cobardes. Si haces uso de las herramientas de posicionamiento 'de pago' estarás creando una burbuja donde la mayor parte de la difusión de tus mensajes seá vacía y sin interés, supeditada al empujón financiero. Cuando dejes de dar aire a ese engendro, se desinflará y desaparecerá solito. Lo ideal es emplear el posicionamiento orgánico o natural que es el que el propio mensaje aporta.

El uso de Herramientas SEO puede ayudarte a superar el agobio de tratar de personalizar la comunicación y de ofrecer respuestas, sobre todo cuando se tiene éxito. Del otro lado, su uso termina convirtiendo tu comunicación en una sucesión de mensajes 'generales' que no tratan a cada persona como lo que es. Personalmente, prefiero que me traten como a un ser humano y no como a un número. En mi 'Comportamiento Social' evito en lo posible tener tratos o seguir a esa gente. Tengo claro que hay más gente como yo, así que eso nos lleva a que:

No somos números, somos personas

Habrás oido que 'el contenido es el rey'. Es cierto, pero éste es un consejo vacío. Si quieres hablar sobre el consumo de centollos en Siberia, te pongas como te pongas sólo va a interesar a un número concreto de personas. Muy concreto. De forma que el posicionamiento será tan sencillo que la especialización será quien haga el trabajo. Puedes hacer la prueba en cualquier buscador usando la concrección. Busca 'pesca' y observa el número de resultados, después 'pesca con mosca', 'pesca con mosca en el Bernesga'. Observarás que el número de resultados se reduce cuanto más concreto eres. De esta forma, el contenido determina que se encuentre tu mensaje, pero es igual de importante el cómo pregunta quien te está buscando. Más adelante, puede que llegue el día en que tengas tanto seguimiento, que cualquier cosa que pongas en el ventilador será esparcida a los cuatro vientos con gran éxito de difusión.

Al final uno llega a la conclusión de que valen más cinco buenos amigos que rodearse de idiotas. Así que si esa es tu filosofía, olvida el SEO, el número de seguidores, y céntrate en comunicar. El resto vendrá sólo.