10 consejos básicos sobre Comercio Electrónico

 

Muy bien, has llegado a la conclusión de que debes estar presente en Internet y aprovechar sus ventajas. Has decidido que merece la pena dirigir parte de tu tiempo y recursos a una tienda online. Independientemente de la plataforma que hayas elegido para exponer tu catálogo al mundo, hay una serie de consejos básicos que puedes aplicar para tratar de enfocar mejor tu actividad.

La venta online no es muy distinta al comercio tradicional (físico). Verás que en el mundo digital el Sentido Común sigue siendo una base fundamental para el éxito de tu actividad.

1. El nombre lo es (casi) todo

Para que el nombre de tu negocio en Internet (dominio) sea visible debes pensar en qué escribe en el buscador quien te quiere localizar. Así es más fácil determinar el nombre de tu negocio. Hay miles de estrategias distintas, pero la unión de nombre y producto suele ser la más acertada cuando se empieza en esto. (Por ejemplo: muebles-cifuentes.com) De la misma forma que cuando poner el nombre de tu negocio en la realidad pretendes marcar una diferencia, aplica el mismo principio ahora.

2. Elige un buen hosting

Si tu tienda no funciona correctamente, es mejor que sea culpa tuya porque podrás solucionarlo. Si el problema viene del alojamiento (hosting) que has elegido para tu negocio, será más complejo y menos rentable solucionarlo. Existen distintos servicios de alojamiento disponibles, y muchos de ellos especializados en plataformas concretas (magento, prestashop, virtuemart, etc). Es mejor dar el paso habiendo leído los comentarios y críticas de los usuarios antes de elegir uno.

3. Estrategia

Hay que centrarse en contenidos de calidad y que éste tengas una estructura clara y fácilmente navegable. Aprovecha los primeros elementos que se muestran en la pantalla para mostrar la información que más interese ofrecer al visitante. Busca siempre la acción, ya sea a través de la información como de la propia compra final. Hay que tener claro qué deseamos hacer, y a quién nos dirigimos, el resto de decisiones dependerán en buena medida de la respuesta a estas dos preguntas.

4. La imagen es fundamental

Una imagen vale más que mil palabras. Parece una obviedad, pero seguimos pasando por alto que las imágenes son fundamentales para transmitir emociones, sensaciones y tranquilidad a nuestros clientes. De la misma forma que en una tienda física no hay suelos sucios ni estanterías que se te caen encima, en el comercio electrónico nos fiamos por las sensaciones que nos transmite la página. En un porcentaje elevado de los casos adquirimos productos o servicios influenciados por la imagen que recibimos del sitio web del vendedor.

Es obligatorio que tu tienda online sea Responsable, para que tus clientes puedan acceder a tu comercio desde cualquier plataforma (Móvil, tableta, PC, TV, etc).

5. Productos correctamente expuestos

Además de la imagen general de la web, debemos cuidar con mimo la apariencia de nuestros productos con imágenes atractivas e información de utilidad. Recuerda que éste es tu escaparate y debes mantenerlo en perfecto estado, interesante y bonito. La información de los productos debe ser clara y redactada por ti mismo, evitando el clásico Copia/pega que vemos en tantos y tantos sitios. Incluye mensajes que busquen la acción de compra, pero no olvides dar a tu plataforma un aire distinto, que te diferencia de la competencia. Por ejemplo, ésto lo hace perfecto Ikea. Si existe un manual del producto adjúntalo, y aprovecha para exponer toda la información de interés del producto. Informa, seduce y convence.

6. Escucha y contesta

Aprovecha cualquier canal de comunicación que te ofrezca Internet (y el mundo en general) para comunicarte con tus clientes. Evita dejar mensajes sin contestar y trata a las personas como seres humanos, no como meros consumidores. Aprovecha la rapidez de las redes sociales, pero no olvides los sistemas de mensajería instantánea como Whatsapp o Telegram, las listas de correo, el email, el teléfono…

7. SEO útil

La información de la tienda y de sus productos debe ser clara y completa. Describe tus productos a través de la información del producto (ficha), pero no olvides incluir la meta-descripción y la palabras clave para que los buscadores se hagan amigos de esa página. Trata de darle un nombre a las imágenes para que describan su contenido, así conseguimos que la imágenes de nuestro sitio también nos ayuden a escalar puestos. Por ejemplo, es mejor 015225-cazadora-de-pana.jpg que 015225-cdp.jpg

No te vuelvas loco con las Redes Sociales. Si lo vas a hacer bien lleva mucho tiempo, pero también puede reportar muchas ventajas, así que hay que buscar el equilibrio. Aprovéchalas como una herramienta de comunicación más, que te permitirá estar en contacto directo con tus clientes. El trato humano es fundamental.

8. Legislación

Desde el punto de vista legal una tienda online es un negocio como otro cualquiera, pero con una serie de condiciones específicas por el medio en el que se desarrolla su actividad. Debemos estar de alta en Hacienda y deberemos poder emitir facturas. Sin olvidar la parte que le toca a la Seguridad Social. Resulta muy recomendable poder efectuar ciertas operaciones directamente desde nuestro ordenador con un Certificado Digital.

En España, debemos cumplir con dos leyes fundamentales en Comercio electrónico: la LOPD (Ley Orgánica de Protección de datos) y la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico).

Es importante cumplir la LOPD siempre que recojamos datos de nuestros clientes (correo electrónico, teléfono o dirección por ejemplo). Para ello debemos estar inscritos en la AEPD (Agencia Española de Protección de Datos) y  detallar los datos que recogemos así como el uso que les daremos.

También deberemos incluir el pesado Aviso de Cookies e informar del por qué de ese aviso.

No seamos pesados con terminología legal, pero es muy importante dejar muy claras la condiciones en la que se realizará la venta.

9. Información

Informa siempre de cuáles son las condiciones de la venta y en qué términos se aplica. Que el cliente tenga siempre claro qué, cuándo y en qué condiciones recibirá su adquisición.

10. Medios de pago

Cuantos más, mejor. Los mecanismos que incluyen las plataformas de venta online permiten efectuar pagos con la mayoría de tarjetas disponibles en el mercado. Además, la inclusión de paypal como pasarela de pago es una opción barata y eficaz, además de ser la más elegida por los compradores. El ingreso en cuenta suena a desconfianza, pero en algunos sectores se utiliza con frecuencia.

Si además de todo esto conseguimos que los gastos de envío sean gratuitos para el cliente, tendremos mucho ganado.

Conclusión

En resumen sólo hay que tener un poco de Sentido Común Organizado y pensar que la suma de nuestras actividades nos reportarán beneficios. Será normal que metamos la pata al principio, pero con paciencia y análisis continuado veremos las ventajas de aplicar las estrategias correctas. Al tiempo…