El primer jueves de Mayo, celebramos el día mundial de las contraseñas. Sin ellas no podríamos vivir en este mundo digital en el que estamos continuamente inmersos. Usamos contraseñas para acceder a todos nuestros servicios personales, redes sociales, correos, cuentas bancarias, y en ocasiones hasta a nuestra casa. Como usuarios debemos que concienciarnos fundamental que resulta aplicar una contraseña segura, para evitar así un montón de desagradables inconvenientes. No se trata de andar por la vida poniendo contraseñas fáciles, con datos personales, como nuestra fecha de nacimiento, con el fin de acordarnos. Aquí van algunos consejos para crear contraseñas seguras y poder vivir más tranquilos.

  1. Crea contraseñas complejas, con números y letras, y largas
    Uno de los principales pasos a la hora de crear una contraseña más segura es olvidarte de tu información personal. No pongas nada que tenga que ver contigo o que se pueda averiguar fácilmente sobre ti, como tu fecha de nacimiento, tu dni, una fecha señalada y mucho menos tu calle o ciudad. Crea contraseñas complicadas, difíciles de saber. Intenta que sean mínimo de 8 caracteres. Implementa siempre letras mayúsculas, minúsculas y algún número. De esta forma será mucho más difícil descifrarla.
  2. No uses la misma contraseña para todo y cámbiala de cuando en cuando
    Ya sé que es un engorro, pero es muy recomendable cambiar tu contraseña periódicamente por una completamente nueva. Y por supuesto, no uses la misma para todo. Quien roba contraseñas intenta acceder con la contraseña robada a los servicios de mayor valor para el usuario.
  3. Los post-it no son buenos vigilantes de contraseñas
    Con eso quiero decir que no debes apuntar las contraseñas cerca de los lugares donde las usas. No, en el móvil a la vista de cualquiera tampoco. Y por supuesto, no es una práctica recomendable decírselas a compañeros o conocidos. Una contraseña representa tu seguridad, defiéndela con uñas y dientes.
  4. Actualizar tu sistema y aplicaciones te mantiene protegido
    Debes actualizar el sistema operativo de tu ordenador, el de tu móvil o cualquier aplicación donde uses contraseñas. También, instalar aplicaciones que refuercen la seguridad de tu dispositivo es una medida muy preventiva contra posibles robos de contraseña y datos.
  5. Recupera la contraseña con precaución
    En multitud de servicios nos permiten recuperar la contraseña con preguntas de seguridad. No contestes a la ligera, ni les indiques respuestas inventadas de las que luego no te acuerdes. Verás que en algunas situaciones es un seguro de vida.
  6. Activa la verificación en dos pasos
    Cada día son más las aplicaciones  que garantizan el acceso mediante un PIN enviado a un dispositivo de confianza, normalmente el teléfono. Si el servicio te lo permite, actívalo y añadirás un extra de seguridad esencial. Si tienes todavía dudas puedes consultar: ¿Qué es la verificación en dos pasos?

Y si quieres saber si has seguido correctamente los pasos para crear un acceso seguro, prueba tu contraseña en How Secure Is My Password. Puede que te lleves una sorpresa.