En cualquier proceso creativo, o no en el que tenemos la necesidad de comunicar de forma escrita, elegir el tipo corecto de fuente que transmita el mensaje es fundamental. Para ello, necesitamos clasificar, ordenar, y encontrar características que nos permitan transmitir nuestra idea de forma óptima.

Índice de Contenidos Sobre Tipografía y Fuentes

  1. Introducción sobre Tipografías y Fuentes
  2. Tipografías, Fuentes, Letras y Glifos
  3. Características de las Fuentes
  4. Clasificación de las Fuentes
  5. Herramientas de diseño y utilidades

Ante la cantidad de tipos distintos de letra que podemos emplear, resulta imposible establecer una clasificación cerrada que sea efectiva al cien por cien. Pero lo que sí es posible presentar un esquema comprensible para referirnos a elementos en común de las principales familias tipográficas. 

La técnica tipográfica ha permitido crear una gran variedad de aspectos de las letras hasta generar un catálogo gigantesco de familias de tipo, pero es desde el inicio de la era digital cuando podemos considerar imprescindible establecer unos parámetros que nos permitan distinguir, genéricamente, entre las distintas tipografías. Hoy en día podemos hacer uso de cientos de fuentes distintas en cualquier equipo. Además, el diseño web ha evolucionado capacitando a los diseñadores a emplear fuente que hace años eran imposibles de usar. Combinando la tipografía como parte del proceso de comunicación podremos transmitir nuestro mensaje mediante un diseño más adecuado.

Describir y tratar de clasificar los tipos no es tarea fácil teniendo en cuenta la gran cantidad y variedades de estilos tipográficos que existen y que aparecen día a día. Puesto que la tarea se antoja imposible, la mejor herramienta de clasificación de la que disponen diseñadores y artistas tipográficos es la que realizó el historiador tipográfico Maximilien Vox en 1954.

Clasificación de las Fuentes según Miximilien Vox
Grupos principales de fuentes según Maximilien Vox

La fórmula de clasificación tipográfica propuesta por Maximilien Vox, y denominada Vox-ATypl fue adoptada en su momento por la Asociación Tipográfica Internacional y que ha sido superada por la capacidad creativa y artísticas de los actuales diseños.

A lo largo de las distintas corrientes artísticas que se han dado desde la aparición de la imprenta, las tipografías se han adaptado a su tiempo para expresar y comunicar con eficacia y estilo. Las primeras tipografías imitaban los signos empleados en los manuscritos de su época y fueron las usadas por Gutenberg. Hoy son conocidas como letra negra o gótica.

Son muchos los diseñadores y expertos en tipografía que critican este sistema de clasificación de tipografía Vox-ATypI por obsoleto, por obviar aquellas familias que no son latinas, o sencillamente porque el modelo es imposible de adaptar a todo. Pero independientemente de si esta clasificación favorece unos tipos sobre otros, a falta de una opción mejor, intentaremos arrojar un poco de luz sobre las distintas familias con algunos pequeños arreglos al modelo.

Ahí vamos…

Anterior: Características de las Fuentes | Siguiente: Fuentes Clásicas